09/2006 - Alemania

Viaje a  Alemania de 15 días con un itinerario que incluye la visita de Fussen, Schwangau, Castillo Neuschwanstein (o Castillo di Ludwing), Santuario “in der Wies”, Nuremberg, Frankfurt, Colonia, Aquisgrán, el valle del Rin, Roca de Lorelay, Coblenza, castillo Pfalz, Castello di San Marco, Heidelberg, Donaneschingen, Donauquelle, Nacimiento del Danubio, Hechingen, Castillo de Hohenzollern, Ulm, Lindau

Entramos en Baviera procedentes de Austria.

La pequeña ciudad de Füssen nos da la bienvenida con hermosas casas decoradas.

Llegamos a Schwangau  para visitar el Castillo de Neuschwanstein, el más famoso de los castillos del rey Ludwing II de Baviera, también conocido como Castillo de Ludwig.  Es muy pintoresco, muchas de sus salas están basadas en escenas de las operas de Richard Wagner.

En medio de la verde llanura encontramos el famoso santuario “In der Wies” (en la pradera).  Es un edificio de estilo rococó de Baviera, pintado de blanco y amarillo, en cuyo interior alberga estatuas, frescos y estucos de colores.

Antes de ingresar en el casco antiguo de Nuremberg (Nurnberg) recorremos la totalidad del perímetro de la muralla, muy bien conservada y única en Alemania.  La fortaleza (Burg) cuenta con vistas a la ciudad, atravesada por el río Pegnitz.  A lo largo de Konigstrasse, que es la calle principal de la ciudad, visitamos las bonitas iglesias de St Sebald y St Lorenz y contemplamos las hermosas casas típicas del lugar.

Frankfurt (Frankfurt am Main) nos recibe con los hermosos monumentos de su centro histórico, en particular Romerberg, la plaza principal, la iglesia de San Nicolás, el Ayuntamiento (Romer), la Catedral, la Bolsa de Valores, además de innumerables casas típicas.

Deambulando por la ciudad nos encontramos con un mercado que ofrece productos locales, también pudimos ver algunos aspectos curiosos de la ciudad.

Existen numerosos modernos rascacielos, algunos de ellos tienen un interés simbólico particular, debido a que en los mismos se desarrollan actividades de las organizaciones europeas.

En la ciudad de Colonia (Koln), destruida durante la segunda mundial, pudimos admirar la majestuosa Catedral, las típicas casas en las orillas del río Rin y las clásicas cervecerías alemanas.  Las múltiples iglesias visitadas son reconstrucciones de las originales, destruidas por los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial.

Aachen (Bad Aachen), además del  pintoresco edificio del Ayuntamiento, ofrece una catedral (Münster), en la que se recogen muchas obras de arte hermosas. Como la tumba de Otto III, el púlpito y el sarcófago Perséfone.

Es espectacular la ruta a lo largo del río Rin. En Coblenza (Koblenz), en la confluencia con el río Mosela, es hermoso el Deutscheseck (esquina alemana).  A continuación se encuentran varios castillos: el Castillo Pfalzgrafenstein, el  Castillo de San Marco y la famosa Lorelay (roca de las hadas) desde la cual se puede disfrutar de excelentes vistas del valle del Rin.

Heidelberg, es un famoso centro cultural y termal, se caracteriza por sus ricos monumentos y un Castillo con un magnífico patio interior. No fue posible llevar a cabo la visita. Donaueschingen es la localidad de origen de la dinastía Furstenberg.  En los jardines del parque una rotonda marca el punto donde nace el río Danubio que comienza a fluir como un pequeño arroyo.

Es maravillosa la ubicación del Castillo de Hohenzollern. Resulta interesante la visita de las bellas habitaciones (Aposentos de la Reina) y de los enormes salones (el Salón del Rey). En la hermosa Capilla del Cristo se encuentran las tumbas de Federico Guillermo y de su hijo Federico II el Grande.

Ulm cuenta con una Catedral (Munster) de particular belleza. Está considerada como una de las obras maestras de la arquitectura gótica, tan solo superada en belleza por la Catedral de Colonia.  Cerca de allí la Makplatz, estupenda plaza en la cual se encuentra el Ayuntamiento, que alberga importantes pinturas. Amerita una visita el Barrio de los Pescadores (Fischerviertel).

Culminamos nuestro viaje por Alemania visitando Lindau. Esta encantadora ciudad medieval situada en una isla en el Lago de Constanza, tiene casas antiguas bien conservadas cuyas fachadas están pintadas.