07/1989 - Dinamarca

Viaje a Dinamarca de 6 días visitando: Copenhague, Kronborg Slot (o Castillo de Helsingor o Castillo de Elsinore o Castillo de Hamlet,) Frederiksborg Slot (o Castillo Hillerod), Roskilde, Isla de Fano, Ribe.

Me gustaría recordar a Copenhague con La Sirenita (Den Lille Havfrue), la estatua encargada por el director de la fábrica de cerveza Carlsberg, en memoria de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen, y el Puerto Nuevo, antigua zona de mala fama donde vivió el escritor y que es ahora uno de las zonas más populares de la capital, conocido como Nyhavn. Hay hermosas casas coloridas y elegantes barcos amarrados.

Resulta interesante la visita al palacio real “Amalienborg Slot”, así como la del castillo “Rosemborg Slot”.

Frente a la hermosa torre del ayuntamiento (Radhus) se encuentra el famoso parque de atracciones “Tivoli”, con el estanque y los restaurantes: “Nimb” de estilo morisco, la “Pagoda china” y el “Ferry Inn”.

Visitamos la Borsen (Bolsa de Valores), actual Cámara de Comercio, que se caracteriza por la torre que se forma por las colas entrelazadas de dragones, y el palacio “Christiansborg Slot”.

Por último, muestro el retrato de dos rarezas: la mujer dorada que señala el estado del tiempo abriendo o cerrando el paraguas y una curiosa estatua.

Cerca de Copenhague visitamos el castillo El Frederiksborg Slot (o castillo de Hillerod). Son particularmente bellas la Sala de los Caballeros (Riddersalen) y la Capilla (Slotskirken).

Cerca de Copenhague visitamos el castillo El Kronborg Slot (Castillo de Helsingor, o Castillo de Elsinore, o el Castillo de Hamlet) que data del siglo XV.

Durante el traslado a la parte sud de Jutland paramos en Roskilde.

Visitamos la hermosa Catedral, pero es el Museo Vikingo el sitio más significativo.

Hay diversos barcos expuestos entre los cuales se encuentra el mayor buque de guerra descubierto (de 30 metros de largo).

Nos detuvimos en la isla de Fano.

La isla es muy plana y sólo las dunas naturales la defienden de la fuerza del Mar del Norte.

Son interesantes las típicas casas con el techo de paja y vigas de madera que transmiten un ambiente de siglos pasados.

Ribe es la ciudad más antigua y mejor conservada de Escandinavia.

La Catedral (del 1100) y el Ayuntamiento son bellos.