07/2000 - Escocia – 1^ parte – Edimburgo y los Castillos

Viaje a Escocia de 5 días visitando Edimburgo, Stirling, John o ‘Groats, Durneses, Fort George, Invernes, Piedras de Clava, Cairns, Culloden, Loch Ness (Lago Ness), Highlands, Dunnet Head, Old Man, Hoy, las Islas Orcadas, Kirkwall, Skara Brae , Iglesia de Orkney, Scapa Flow, Cueva de SMOE, Ullapool, Corrieshalloch Gorge, Gruinard Bay, Redpoint, Torridon, Applecross, Islas Rona, Hébridas Interiores, Isla de Skye, Portree, Talisker, Escaleras de Neptuno, Canal de Caledonia, Fort William, Ben Nevis, Oban, Loch Awe, Trossachs, Mainland y los castillos de Edimburgo, Blair, Glamis, Dunottar, Drum, Crathes, Balmoral, Cawdor, Stirling, Glamis, Craigievar, Braemar, Dunrobin, Eilan Donan, Stelker, Kilkhurn, Dunvegan.

Llegamos a Edimburgo, desde Venecia, en sólo cuatro horas, con una escala en Londres y cambio de avión.

Recogemos el coche de alquiler para poder realizar libremente nuestro viaje.

Durante el viaje fuimos a dormir sin reserva previa, en diferentes B&B.

El mejor modo de presentar Escocia: un solitario escocés con la kilt tocando la gaita, en medio de un prado, que nos cruzamos en el camino. Luego la facilidad con la que se puede contraer matrimonio y finalmente un homenaje a la cerveza. Compramos una gran variedad de latas de colores, todas de diferentes marcas.

En Edimburgo predomina la vista del Castillo de Edimburgo construido sobre un promontorio rocoso.

Es interesante la plaza en frente del castillo en la cual presta servicio la guardia vestida con la kilt.

Pudimos comprobar que la leyenda… no es leyenda, realmente no llevan ropa interior!!!

Dentro del castillo es muy bonita y amplia la Great Hall, sala en la cual se reunía el Parlamento Escocés. En el adyacente Palacio Real, donde María Estuardo reina de Escocia dio a luz a James VI, es interesante la sala con las insignias reales.

Al costado de la Argyle battery se encuentra la plaza con las habitaciones de los militares.

El edificio más antiguo del castillo es la St Margaret’s Chapel representada en los vitrales.

Saliendo del Castillo comienza la Royal Mile (Milla Real), el camino que lleva hasta el Palacio Real de Hlyrood, a lo largo de la misma se pueden ver hermosos edificios del siglo XVII.

Es interesante el signo del Museo de la Ciudad y el reloj de uno de los edificios del siglo diecisiete.

Continuando el recorrido por la ciudad pudimos ver al histórico North British Hotel, la Colina Calton, los jardines en flor y dos típicos Pub. Finalmente una sorpresa fue el monumento que los habitantes de Edimburgo dedicaron al perro Bobby para recordar su lealtad a su dueño: no abandonó la tumba de su dueño durante 14 años, hasta su propia muerte.

Una vez dejamos atrás Edimburgo comenzamos nuestro tour por Escocia, a lo largo del cual le dimos prioridad a la visita de los innumerables castillos.

El Castillo de Blair es la residencia de los Duques de Atholl, data del siglo XIII. Su aspecto actual es producto de una reforma radical de finales del 1800. Son hermosos la sala de baile y los pasillos en donde están expuestos los trofeos de caza (cabezas de ciervos).

Un aspecto curioso: en 1844 la reina Victoria autorizó a los duques a que tengan su propio ejército llamado Atholl Highlanders. Todavía hoy existen miembros de este ejército!!!.

Son espectaculares las ruinas del Castillo Dunottar construido sobre un promontorio de Roca junto al mar.

Es muy interesante la estructura del Castillo Drum, cuyo edificio principal data del año 1200, mientras que la vivienda es del 1600. Estaba cerrado al público así que sólo pudimos visitar el magnífico “jardín de rosas”, dividido en cuatro secciones, desde el siglo XVII hasta el XX.

La estructura del Castillo de Crathes se remonta a 1500 y es escénicamente muy atractiva. Con ricos interiores, especialmente algunos techos de época de madera pintada.

Definitivamente los jardines ornamentales son el punto fuerte de Crathes.

El Castillo de Balmoral, de reciente construcción (1850), sigue siendo una residencia real por lo que no puede ser visitada. Como de costumbre tiene un parque y jardines interesantes. Una característica especial: la ventana de la habitación de Diana; dentro se consigue ver un espejo.

Del Castillo de Cawdor recuerdo el gran impacto escénico debido al puente levadizo, al foso y a la torre de defensa. Y el impacto es aún mayor con la visita interna ya que aún hoy lo habitan los Thanes of Cawdor. Es como si “participáramos” de su vida privada.

La decoración es muy cálida y son interesantes las obras expuestas.

Llama la atención la inmensa Old Kitchen, una vieja y enorme cocina victoriana.

Es preciosa la estructura externa del Castillo de Stirling construido sobre un promontorio rocoso que domina a la ciudad. El complejo es muy amplio y luce como una ciudad fortificada.

Son decepcionantes las habitaciones del interior, recientemente restauradas, muchas de ellas completamente vacías.

A destacar una antigua chimenea cubierta con un tapiz de época.

Es interesante la casa más antigua de Escocia (que data de 1600), propiedad del duque de Argyll.

El Castillo de Glamis es uno de los más pintorescos de toda Escocia. Data del siglo XVI y le debe su fama a que dentro de sus muros nació la princesa Margaret, hermana de la Reina Elizabeth.

El Castillo de Craigievar, se remonta a principios del 1600 y es una casa torre con varias torres más pequeñas.

El Castillo de Braemar data de mitad del siglo XVII. Se lo puede ver en medio de un frondoso bosque y a poca distancia el homónimo pueblo, famosa por ser una de las más renombradas estaciones de esquí de Escocia.