07/2000 - Escocia – 2^ parte – Highlands (Alta Escocia)

Viaje a Escocia de 5 días visitando Edimburgo, Stirling, John o ‘Groats, Durneses, Fort George, Inverness, Piedras de Clava, Cairns, Culloden, Loch Ness (Lago Ness), Highlands, Dunnet Head, Old Man, Hoy, las Islas Orcadas, Kirkwall, Skara Brae , Iglesia de Orkney, Scapa Flow, Cueva de Smoe, Ullapool, Corrieshalloch Gorge, Gruinard Bay, Redpoint, Torridon, Applecross, Islas Rona, Hébridas Interiores, Isla de Skye, Portree, Talisker, Escaleras de Neptuno, Canal de Caledonia, Fort William, Ben Nevis, Oban, Loch Awe, Trossachs, Mainland y los castillos de Edimburgo, Blair, Glamis, Dunottar, Drum, Crathes, Balmoral, Cawdor, Stirling, Glamis, Craigievar, Braemar, Dunrobin, Eilan Donan, Stelker, Kilkhurn, Dunvegan.

Antes de llegar a la ciudad de Inverness hacemos una parada para visitar el Fuerte George, una gran fortificación militar representada con un modelo en plástico.

Es interesante la visita de este edificio, de mediados del 1700, nunca utilizado militarmente, de la cual se pueden visitar las murallas con vistas al mar (donde vimos delfines nadando) y algunas barracas en las que se han reconstruido habitaciones de época.

 

También resulta interesante la visita a las Piedras de Clava (también conocido como Clava Cairns), un asentamiento de la Edad del Bronce (1600 AC), con muchas tumbas y tres grandes dólmenes redondas. Fue curioso el encuentro con una vieja y noble pareja escocesa.

En la cercana Culloden se libró una furiosa batalla en la cual los Ingleses derrotaron a los Highlanders (los Escoceses), poniendo así fin a sus esperanzas de un retorno de los Stewart.

La batalla se desarrollo “en un pintoresco bosque”, actualmente inexistente.

En memoria de la batalla, además de la placa conmemorativa, hay muchas estrellas que rinden homenaje a los distintos clanes escoceses caídos en la lucha.

Una vez pasado Inverness, hicimos una breve pero interesante visita al Lago Ness (Loch Ness).

No tuvimos la suerte de encontrar al famoso monstruo, pero en compensación la visita a las ruinas del Castillo Urquhart fue muy agradable.

Llegamos a la parte más al noreste de Escocia: los acantilados de Duncasby Head.

El espectáculo es precioso ya sea por la gran cantidad de frailecillos como por la altura de las rocas con vistas al mar.

El único punto negativo fue el clima: más que Julio parecía Noviembre.

Es hermosa toda la costa Norte desde John O’ Groats hasta Durness con una sucesión de distintos paisajes: acantilados, como Dunnet Head, desde donde se ve la roca, aislada en el mar, llamada Old Man of Hoy (de 250 metros de altura), en la homónima isla que forma parte de las Islas Orcadas.

En el interior también se suceden los paisajes: grandes extensiones de prados y campos bien cultivados que contrastan con los brezales en las empinadas montañas.

En Durnees visitamos las Cuevas de Smoo, una cueva profunda, a la cual se accede por el mar, oscura e invadida por el mar por lo cual es visitable en barco.

Son impactantes las grietas en la roca desde las cuales desciende el agua en forma de cascada.

Visitamos Ullapool y la profunda Garganta Corrieshalloch Gorge, más tarde nos cruzamos con nuevos y siempre fantásticos paisajes, costeamos los fiordos, lagos o simples estanques, bonitas calas de arena rosa, como la estupenda Gruinard Bay.

Comenzamos a ir hacia el sur de Escocia, bajando por la costa del Océano, dejando atrás las Highlands.

Los días estaban muy bonitos por lo que con el sol y los paisajes marinos más las montañas (de hecho como no se puede ver el mar parece que uno está en la montaña) las vistas eran hermosas.

Los que me leen podrán disfrutar, a través de las fotos de esta galería, de la belleza de la zona.

Nos desviamos para visitar la larguísima playa de Redpoint y continuamos viaje hacia Torridon en donde pasamos la noche en un B&B a orillas del mar.

Pudimos probar el Haggis, un plato tradicional escocés hecho con vísceras de ovejas y cocinado en su intestino.

Fue muy interesante el cruce del Applecross (a 626 metros), conocido también como “Paso del ganado”, desde donde se puede disfrutar de excelentes vistas de las islas de Rona y Skye. La carretera es estrecha y parece caer, con curvas pronunciadas en el fiordo interior.

En Glenfinnan visitamos el monumento con el que se conmemora la primera victoria en el levantamiento jacobita de 1745, batalla ganada por el Principe Bonnie Charlie.

Fue interesante también la visita a la Neptune`s Staircase (escalera de Neptuno), construida con una serie de ocho esclusas en el extremo del canal de Caledonia, que permite a las embarcaciones de recreo evitar la circunnavegación del norte de Escocia, desde Inverness a Fort Williams.

En Fort Williams predomina el Ben Nevis, la montaña más alta de Escocia con sus 1.344 metros!.

La ciudad de Oban es conocida por su flota pesquera y porque desde allí salen muchos Ferrys hacia las distintas Islas de la costa occidental.

Un dato curioso: En Oban destaca la Torre Mc Caig’s, una copia inacabada del Coliseo de Roma, hecha construir, a finales del 1800, por un homónimo banquero local que de ese modo proporcionó empleo a muchos desocupados de esa época.

Los días que pasamos en la zona más septentrional de las Highlands no estuvieron acompañados de un óptimo clima. Al principio había mucho viento, nubes bajas, continuas amenazas de lluvia y temperaturas frías (entre 6 y 8 grados).

Cuando los días empezaron a ser soleados, el paisaje adquirió un aspecto completamente distinto. Los pequeños lagos, cerca del mar, se parecían a nuestros lagos de montaña. Con el aire fresco, el sol brillando, los colores brillantes, fue una continua sucesión de hermosos paisajes.

A lo largo de la carretera, todas estrechas y llenas de curvas, nos cruzamos con varios animales.

He querido representar a los más característicos: las vacas de las Highlands con los cabellos rojos y largos y una oveja, la del pelo más largo, además del Cisne Negro.

El Castillo de Dunrobin es inmenso, su construcción data del siglo XIII, y fue varias veces restaurado. Tiene un diseño un poco de cuento de hadas y su ubicación en el mar es bastante espectacular, con magníficos jardines de estilo italiano.

Fue interesante la visita del interior con las varias habitaciones bien decoradas (el castillo aún está habitado por los Condes de Sutherland, la única familia que desde siempre ha sido propietaria del castillo).

En los jardines hacen un espectáculo con aves de presa adiestradas. Además de numerosas exposiciones, algunos bastante llamativas.

En una serie de jaulas había muchas aves rapaces, algunas que nunca había visto antes.

El Eilean Donan Castle es el castillo más fotografiado de toda Escocia, situado en un lugar muy pintoresco.

Está construido dentro de un fiordo, sobre una pequeña isla y se accede a través de un puente.

Fue interesante la visita de su interior y las vistas que se tienen desde sus ventanas.

Muy escenográfica la foto del castillo de Stelker como la de las ruinas del Castillo de Kilkhurn, construido a orillas del Lago Awe.

El área de las Trossachs, es un destino de vacaciones para los escoceses, con magníficos paisajes entre lagos y colinas con exuberante vegetación, extensos bosques de pinos, praderas de helechos y enormes rododendros.

 

La Isla de Mainland, es la más grande de las 67 Islas que forman el grupo de las Orcadas, nos recibió con un precioso paisaje. Onduladas colinas, campos trabajados y fantásticas vistas del mar: altos acantilados que se alternan con blancas playas.

Había muchas nubes en el cielo, pero el viento, soplaba siempre, impidiendo que descargaran la lluvia.

En la capital, Kirkwall, visitamos las ruinas del Palacio de Bishop, que data del siglo XII, y la vecina Catedral de San Magnus. Con un místico cementerio que la rodea.

Fue muy interesante la visita a la localidad prehistórica de Skara Brae con asentamientos que datan del 3.000 AC. Están en un excelente estado de conservación porque estaban sumergidas en la arena desde la prehistoria y salieron a luz en 1.850 después de una violenta tormenta.

Antes de abandonar la Isla visitamos la “Iglesia de los Italianos”, una pequeña iglesia hecha de cartón corrugado construida por los italianos hechos prisioneros en la Segunda Guerra Mundial.

Para finalizar conocimos a dos pescadores con presas como mínimo …. deliciosas!!.

Isla de Skye es la más grande de las Híbridas interiores y, sólo recientemente, se puede acceder a través de un puente colgante que la une con la tierra firme.

Es hermosa la ciudad de Portree, capital de la Isla. El puerto es muy pintoresco debido a una serie de casitas de colores.

Es muy interesante dar la vuelta a la Isla con preciosos puntos panorámicos, inclusive la visita a la destilería de la famosa malta Talisker.

El Castillo de Duvegan, que data del siglo XV, es la residencia histórica del Clan de Machead en donde se conserva su legendario estandarte.

 

Cerca de la ciudad de Stirling, sobre una colina, destaca el monumento (de hecho es una torre de 67 metros de altura) construido como un panteón en honor a las glorias escocesas y dedicado al patriota William Wallace.

Por último enseño fotos de las típicas (y muy utilizadas) cabinas de teléfono.

Hay muchísimas inclusive en los lugares más remotos.