10/2008 - Eslovaquia, Bratislava

Viaje a Eslovaquia, Bratislava de 3 días visitando el Castillo Hrad, la Casa del Buen Pastor (Dom U Dobreho pastiera), calle Mikulasska, puerta de San Miguel (Michalska Brana), la Plaza Mayor (Hlavne namestie), Fuente de Orlando (Rolandova Fontàna), Antiguo ayuntamiento (Starà Radnica), Palacio de Primate (Palac Primacialny), Fuente de San Jorge (Fontana Juraja), Plaza Hviezdoslav, Columna de la Trinidad, el Teatro Nacional (Ganymedova Fontána), la Catedral de San Martin (Dom sv.Martina), Iglesia de la Trinidad (Kostol Najsvatejsej Trojice), Iglesia de los Capuchinos (Kostol Kapucìnov), Iglesia de Santa Isabel o Azul (Kostol Svate Alzbety (Modry kostolík), Fuente de los Patos ( Kakacia Fontàna), Plaza Safarik (Safarikovo Nàmestie), Palacio Grassalkowich (Grassalkovichov Palac), calle Venturska, Casa de Mozart (Mozartov Dom).

En Bratislava destaca el Castillo que se refleja en las subyacentes aguas del Danubio.

De dimensiones considerables cuenta con hermosos jardines y con puertas de fina elaboración.

 

El Danubio está atravesado por el Most, un puente que une el casco antiguo con el barrio Petrzalka y donde destaca la Casa del Buen Pastor (Dom U Dobreho Pastiera), obra maestra de estilo rococó situada al comienzo de la característica calle Mikulasska.

A través de la Puerta de San Miguel (Michalska Brana) se ingresa en el casco antiguo (Stare Mesto). Es la mejor manera de entrar en contacto con esta hermosa ciudad. Es interesante la Farmacia “Red Lobster” (Langosta Roja).

Llegamos a la Plaza Mayor (Hlavné Nàmestie) en cuyo centro se encuentra la Fuente de Orlando (Rolandova Fontàna). En el lado opuesto está el edificio del siglo XIV del antiguo ayuntamiento (Starà Radnica).

Continuamos con la visita y fuimos hacia el Palacio de Primate (Primaciàlny Palàc), antigua residencia arzobispal, actual sede del Presidente de la República.

En el patio se encuentra la bella Fuente de San Jorge (Fontàna Juraja) y fue interesante la visita de los departamentos de estado.

En la Plaza Hviezdoslav, está la Columna de la Trinidad del siglo XVIII. Además, visitamos el Teatro Nacional (Nàrodné Divadlo) en cuyo frente se encuentra la Fuente de Ganimede (Ganymedova Fontàna).

Son muy bonitas las Iglesias de la ciudad.

En primer lugar visitamos la Catedral de San Martín (Dòm sv Martina) que es importante por su belleza, sobre todo el interior, pero es también conocido porque es el lugar de coronación de los reyes húngaros.

Es interesante la Iglesia de la Trinidad (Kostol Najsvatejsej Trojice) con su fachada cóncava, y sugestiva la cercana Iglesia de los Capuchinos (Kostol Kapucìnov).

En las afueras del centro se encuentra la Iglesia de Santa Isabel (Kostol Svate Alzbety) que si bien no tiene relevancia histórica es muy famosa por la ligereza de sus formas y la combinación de colores (turquesa, azul y blanco) de hecho recibe también el nombre de Iglesia Azul (Modry Kostolík).

Resulta curiosa la Fuente de los Patos (Kacacia Fontàna) que destaca en la Plaza Safárik (Safàrikovo namestie) que vimos de camino al norte de la ciudad.

Muy impresionante es el monumento conmemorativo a la sublevación ubicado en el centro de la homónima plaza.

El Palacio Grassalkowich es la residencia del Presidente de la República. Cuenta con numerosas espléndidas habitaciones a las que se llega a través de una gran escalera. En la parte posterior hay un jardín grande y hermoso (actualmente es un parque público) con muchos árboles centenarios.

Regresando a la ciudad recorrimos la Venturska.

Es una de las calles más antiguas de Bratislava en la que se encuentran antiguos edificios, entre ellos la Casa de Mozart (Mozartov Dom).

Un aspecto curioso de la ciudad son la múltiples y extrañas estatuas de bronce situadas en los lugares menos pensados.

Están las estatuas del “Paparazzi”, el bombero Cumil, la elegante Shone Naci, el soldado napoleónico, la joven con la manzana, el hombre del reloj y las chicas del servicio postal.

En esta galería enseño una serie de insignias típicas y una colección de aspectos curiosos que pude capturar deambulando por las calles de Bratislava.

Concluyo con la visita de Bratislava con una serie de fotos nocturnas de los monumentos y de los sitios de interés.

También enseño la estatua del escritor Lewis Carroll, representado con un caracol entre sus pies y un niño en el hombro izquierdo.