10/2011 - España – Camino de Santiago – 1^ parte – desde Roncesvalles hasta Sahagún

Para nosotros el recorrido del Camino de Santiago, de más de 800 km, fue un…. paseo pues lo hicimos en auto en solo 8 días.

Aquellos que lo hacen caminando, considerando la cantidad de horas en marcha, tienen muy poco tiempo para la visita de las ciudades y monumentos diseminados a lo largo del camino.

Dividí el viaje en dos partes:

Esta primera parte para describir el camino desde Roncesvalles a Sahagún, visitando:

Pamplona, Eunate, Puente de la Reina, Estella, Logroño, Nájera, San Millán de la Cogolla, Santo Domingo de la Calzada, Castrogeriz, Puente Fitero, Carrión de los Condes.

En Roncesvalles visitamos la magnífica Colegiata Real en cuyo interior, en un pabellón, se conserva la imagen de la Santa María de Roncesvalles.

Es destacable el monumento fúnebre de Sancho el Fuerte, fundador de la Colegiata.

También vimos el monumento con importancia histórica en memoria del Conde Rolando, quién murió en ese sitio por una emboscada de los sarracenos.

Pamplona es la capital de Navarra, está rodeada por unas amplias y macizas murallas. Con una serie de fotos ilustro algunos de los edificios más representativos de la ciudad. La Catedral de Santa María la Real, cuenta con un amplio espacio interior con tres naves y en el altar mayor se encuentra la “Virgen del Sagrario”. Son muy bellos los sepulcros en alabastro de Carlos III y de su esposa.

En el antiguo refectorio está el Museo Diocesano que da al hermoso claustro.

Pamplona es famosa por la fiesta de San Fermín, en el que se realizan los “encierros”, donde las personas corren delante de los toros. Esta carrera es recordada con un gran y espectacular monumento llamado “Monumento al Encierro.”

Concluyo esta galería con algunas fotos nocturnas de Pamplona.

Nos fuimos de Pamplona cruzando la Sierra de Alaiz para llegar a la Ermita de la Virgen de Eunate. Esta ermita románica tiene orígenes misteriosos: es una iglesia vinculada a los templarios o un monumento funerario octogonal.

Luego llegamos a Puente de la Reina, localidad que toma el nombre del puente construido en el siglo XI para facilitar a los peregrinos el cruce del río Arga.

Unos de los monumentos del lugar es la Iglesia del Crucifijo.

Más tarde visitamos a Estella (Stella en italiano y Lizarra en euskera) pintoresca ciudad a orillas del río Ega. En el casco antiguo se pueden visitar los siguientes monumentos: el antiguo ayuntamiento, el palacio real, el puente romano y el Convento de Santo Domingo.

La Iglesia de San Miguel Arcángel destaca en el barrio medieval, mientras que la Iglesia del Santo Sepulcro está más aislada y solitaria.

Son muy interesantes los bajorrelieves que adornan la entrada principal.

A pocos kilómetros de la ciudad se encuentra el gran Monasterio de Nuestra Señora de Irache.

Es uno de los complejos benedictinos más antiguos de Navarra.

Logroño es la capital (no histórica) de la comunidad autónoma de la Rioja.

Es una ciudad moderna, conserva bonitos monumentos en el casco antiguo.

La Catedral de Santa María de la Redonda tiene una fachada del siglo XVIII, mientras que en el interior hay obras interesantes entre los cuales destaca el Calvario pintado sobre un lienzo que se le atribuye a Miguel Ángel.

San Bartolomé es la iglesia gótica con un magnífico portal enriquecido con hermosos bajorrelieves por desgracia no están muy bien conservados.

Las dos últimas iglesias que visitamos fueron: Santa María del Palacio, con una pintoresca torre, donde se puede admirar la estatua románica de la Virgen con el Niño y la Iglesia de Santiago con un hermoso bajo relieve del Santo.

Después de recorrer unos pocos kilómetros llegamos a Nájera, la capital histórica de La Rioja.

Visitamos el Monasterio de Santa María la Real que data del siglo XI. Es fantástico el Claustro de los Caballeros, decorado con ventanales calados y un bonito techo abovedado.

A través de una puerta de madera de nogal, finamente trabajada, se entra en la iglesia. En el altar mayor está la hermosa estatua de Santa María la Real con el Niño.

Después ingresamos al mausoleo de los duques de Nájera, cuya entrada está precedida por dos estatuas policromadas. Dentro está el Panteón Real con varias tumbas de los reyes de Navarra.

Allí destaca el magnífico sepulcro de Doña Blanca de Navarra.

Una llamativa estatua de la Virgen se conserva en la cueva de Santa María.

Para ir a San Millán de la Cogolla cruzamos la hermosa campiña que nos obsequia preciosos paisajes.

El pueblo de San Millán de la Cogolla es conocido tanto por sus dos centros monásticos, que desde 1977 ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (UNESCO), como por ser el lugar de origen de la lengua castellana.

El Monasterio de Yuso tiene un hermoso portal en el que está representado San Millán a caballo.

En la iglesia es precioso el gran retablo del altar mayor, mientras que en la sacristía, se encuentran los restos del santo en relicarios embellecidos por bajorrelieves en mármol.

Llegamos al Monasterio de Suso con un shuttle.

Por desgracia no estaba permitido tomar fotos por lo cual la galería está incompleta.

La Catedral de Santo Domingo de la Calzada es uno de los monumentos más importantes de la Rioja, como se puede ver en las fotos. Llama la atención el “gallinero gótico” en cuyo interior se conservan un gallo y una gallina recuerdos de un milagro muy particular. Detrás de una preciosa reja se encuentra la Capilla de la Magdalena que contiene el Mausoleo de Pedro de Carranza. En la Capilla de Santa Teresa se conservan los restos de los personajes importantes de la época.

En una capilla se conservan estatuas de madera y un pesebre.

Fuera del itinerario de los peregrinos visitamos el Santuario de San Juan de Ortega. En el interior destacan el sepulcro donde yacen los restos del Santo y la Capilla de San Nicolás de Bari.

Pasamos sin detenernos por la bella e importante ciudad de Burgos porque ya la habíamos visitado en abril del 2002 y descrita en el viaje llamado “España, Cataluña y el País Vasco”.

Llegamos al pequeño pueblo de Castrogeriz situado a los pies de una colina sobre la que se puede ver las ruinas del homónimo castillo.

Primero visitamos lo que una vez fue el imponente complejo del Convento de San Antón, más tarde visitamos la Colegiata de Santa María del Manzano. Por desgracia, estaba cerrada.

Llegamos a Puente Fitero, un lugar que tomó el nombre del puente, que con sus once arcos, cruza el río Pisuerga.

Más tarde llegamos al pequeño pueblo de Frómista en el que admiramos la Iglesia del siglo XVI de San Pedro en la cual destaca, por su belleza, un retablo del Descendimiento y San Martín.

San Martín es considerada la perla del románico castellano. Son particularmente bellos los capiteles, tanto los interiores como los exteriores, finamente trabajados con escenas en las que participan múltiples sujetos.

Llegamos al Carrión de los Condes, un importante centro agrícola de la Tierra de Campos.

Hay muchas iglesias y monasterios en el lugar que son un destino para los peregrinos.

Nosotros visitamos los más conocidos: el Monasterio de San Zoilo. Es una construcción importante en lo que respecta al exterior, pero es el claustro el que destaca por su belleza, con importantes esculturas a las cuales presté especial atención. En el interior se encuentran las lápidas románicas de los Condes de Carrión.

Llegamos a Sahagún, pequeña ciudad en la cual visitamos la iglesia románica de San Lorenzo, trabajada con preciosos ladrillos.

Es especialmente bonita la torre que la domina.

En las cercanías visitamos la abadía benedictina de la cual quedan unas pocas ruinas que le impiden hacerse una idea del tamaño original.

Dejamos Sahagún cruzando el hermoso puente de piedra sobre el río Cea.