11/2012 - Italia, Isla de Ponza

Viaje de 7 días por Italia a la Isla de Ponza, visitando Monte Guardia, el Cementerio Monumental, Le Forna, Cala Feola, Cala Acqua, Cala Cecata, Cala Fonte, Cala Felice, Punta Incenso, Cala Gaetano, Playa Schiavone, Spaccapolpo (o Spaccapurpo), Cala Inferno, Faraglione del Parroco, Playa del Core, La Piana Bianca, Playa del Frontone, Peschiera Romana, Playa de Santa Maria, Playa de Giancos, Playa de Sant’ Antonio, Faraglione La Ravia, Rocas Casocavallo, Cuevas de Pilato, Faraglioni La Madonna, Playa La Parata, Le Formiche, Faraglioni del Calzone Muto, la Scaruppata, Faraglione della Guardia, Playa Chiaia di Luna, Capo Bianco (Cabo Blanco), Faraglioni de Lucia Rosa, Isla Zannone, Isla Palmarola.

He estado muchas veces en Ponza; la primera vez, en junio de 1980, la última en junio de 2008.

Fue un amor a primera vista y aún sigo enamorado.

Deseo dar a conocer a los que me lean la belleza de la Isla, actual y pasada.

Las pasadas porque, en casi treinta años, el tiempo ha erosionado muchos puntos característicos mientras que el turismo ha invadido el puerto y la bahía con muelles y embarcaciones, haciendo que echemos en falta la paz y tranquilidad de un tiempo atrás.

La mejor manera de dar a conocer la ciudad de Ponza es enseñando  varias galerías de fotos, la última especialmente dedicada a los habitantes de Ponza.

El puerto de Ponza es considerado el más hermoso del Mediterráneo, con el muelle Di Fazio y el paseo marítimo en lo alto de la calle Pisacane.

Se recorren calles empinadas, se atraviesan casas, se suben largas escaleras y se ven paisajes que quitan el aliento para poder conocer Ponza Alta.

Pasando por Ponza Alta se llega a la ladera del Monte Guardia. Se camina por estrechos senderos acompañados por las estaciones de un característico Via Crucis para llegar a la cima desde la cual se tienen vistas que, además de dar una visión de Ponza a lo largo, permite ver las Islas de Palmarola y la Isla de Zannone.

En un punto panorámico, el Cementerio Monumental tiene tumbas de notable importancia histórica local porque una tumba tenía varios propietarios.  Es importante el monumento levantado en memoria de los prisioneros libios muertos en la segunda guerra mundial.

He querido retratar a algunos de los habitantes de Ponza que defino como “históricos” porque los conocí en 1980 y siguen en …. actividad.  Por ejemplo el que alquila botes “Ciccio Nero” o el local de “Totonno” donde recargan las bombonas de oxígeno bajo el lema “aire limpio”.

Asistimos a las celebraciones por las fiestas del Santo Patrono de Ponza: San Silverio. Comienza con la procesión que se divide en dos partes, primero la terrestre y luego la acuática.

Con un espectáculo pirotécnico diurno concluye la procesión y con el regreso de la estatua del Santo a la Iglesia. Se sitúa a la estatua en una pequeña barca cubierta de claveles rojos, claveles que luego son arrojados a los fieles siendo un buen augurio atrapar alguno.

Casi todos los habitantes de Ponza participan de la procesión por lo que consideré que les agradaría estar retratados en esta galería de fotos.

En representación de los festejos de 1980 he querido mostrar la simplicidad de los mismos un tiempo atrás, mientras que hoy, después de un importante espectáculo pirotécnico, se encienden una serie de luces.

Amerita una mención especial el armador de Ponza Vicenzo Onorato que da su apoyo a los festejos tradicionales poniendo a disposición de los habitantes, que viven lejos de la Isla, un ferry (Moby) a precios de … saldo.

Damos ahora un paso atrás y vamos a visitar la Isla de Ponza con las fotos “históricas”, tomadas con una cámara analógica en el lejano 1980; todas, algunas menos, han sufrido el paso del tiempo. Estas fotos están comparadas con las imágenes de los mismos lugares, tomadas con una cámara digital en junio del 2008.

Con una galería fotográfica recuerdo con gusto a los habitantes de la isla y a los turistas “históricos”. Cito alguno de ellos: Totonno “aire limpio”, los “Suricilli” de Le Forna, Atilio y Rita de la tienda de alquiler de barcos de Cala Feola, Enzo de la Enros SRL en Giancos, “Ciccio Nero”, Septimio del restaurante “La Kambusa”.

Concluyo esta catarata de recuerdos con una serie de fotos antiguas analógicas que muestran una serie de objetos de un naufragio que vi cuando visité las aguas de Ponza.

Otra curiosidad de los años 80 fue el incendio que amenazaba al Hotel Chiaia di Luna (Claro de Luna).

Muestro fotos del errado lanzamiento del líquido anti incendios (de color rojo) que cubrió a los coches y a los ciudadanos.

Deseo acompañar ahora al lector en el tour por Ponza, empezando por Cala Feola.

He dividido el recorrido en tres etapas. Inmediatamente después de Cala Feola se encuentra Cala Acqua en cuyo fondo marino hay restos de dos naufragios; una vez pasado Cecata se llega a Cala Fuente.

Más adelante se encuentra Cala Felice, luego se rodea a la Isla en Punta Incenso.

Nos encontramos luego con Cala Gaetano hasta llegar a la Playa Schiavone escénicamente enriquecida por la roca llamada Spaccapolpo (o Spaccapurpo).

Finalmente llegamos a Cala Inferno cuya escalinata de época romana, que la unía a Le Forna, fue destruida por una fuerte tormenta marina.

Nos encontramos con el Faraglione del Parroco (sus estrechos túneles son óptimos para darse un chapuzón) y continuamos hasta la Playa Core, que recibe ese nombre por una mancha en forma de corazón en la pared rocosa.  Pasamos por La Piana Bianca para llegar a la Playa Frontone donde se puede admirar la “Peschiera Romana”.

La entrada al espectacular Puerto de Ponza, con la playa de Santa Maria Giancos y San’t Antonio, está naturalmente defendida por el Faraglione La Ravia (antiguamente fortificado) y por la roca Casocavallo, de forma fálica. En este punto comienza la peregrinación nocturna de las mujeres estériles. En la base de la colina, dominada por el Cementerio Monumental y por el Faro, están las Cuevas de Pilato, piscinas de la época romana. Después el espectacular Faraglioni La Madonna. En la zona quedan varias ruinas romanas.

A lo largo de la Playa La Parata hay una serie de pequeñas rocas que forman un grupo llamado Le Formiche (las hormigas). Pasando los Faraglioni del Calzone Muto se encuentra la zona denominada La Scaruppata, un neologismo local para señalar una zona del mar desbastada por la fuerza del mar. Está área está interrumpida por el Faraglione della Guardia.

Nos encontramos con una gran masa de agua semi circular donde se encuentra el alto acantilado de Chiaia di Luna, la playa más espectacular de Ponza. La playa está actualmente cerrada por el derrumbamiento de una parte del acantilado.

La parte izquierda de la masa de agua, finaliza en el encantador promontorio blanco de Capo Bianco. Hay que resaltar que la zona tiene muchas cuevas espectaculares Grotta del Segreto (Cueva del Secreto), Grotta Marina (Cueva Marina), Grotta del Desiderio (Cueva del Deseo), Grotta della Donna (Cueva de la Mujer), Grotta di Capo Bianco (Cueva del Cabo Blanco), Grotta delle Streghe (Cueva de las Brujas); algunas solamente pueden ser visitadas a nado, otras a bordo de pequeñas barcas.

Otra zona encantadora es la de Lucia Rosa (con playa, acantilado, arco, montañas), que ofrece zonas para tomar baños muy atractivos con numerosos túneles y cuevas.

Antes de terminar de rodear la Isla se encuentra un sitio donde la imaginación de los habitantes de Ponza se dispara porque ven representados en las rocas a Dante, La Sagrada Familia, el Leon, el Águila.

No se puede abandonar la Isla de Ponza sin haber visitado la vecina Isla de Palmarola. Muchos la consideran una de las Islas más bellas del mundo, Folco Quilici la definió como un “milagro”.  Es una reserva natural protegida, habitada solamente en verano.

Acompaño al lector en el recorrido de la Isla de Palmarola, dividido también en tres etapas.

Comenzamos el viaje en Punta Tramontana para visitar luego Punta dell Brecce.

Encontramos luego La Forcina, que parece dividir la isla en dos, llegamos a Punta Verdella desde donde nace un pequeño camino que sube hasta el Monte Guarniero. Es la montaña más alta de la isla y está completamente rodeada de vegetación mediterránea; en el pasado estaba llena de viñedos.

Después de la Roca Suvace, se abre la majestuosa Cala Brigantina, un refugio de verano de muchos yates. Después viene el Arco di Mezzogiorno (Arco del Mediodía), que se quedó sin la parte superior debido a una violenta tormenta de mar, y el  Faraglione di Mezzogiorno.

El Grottone di Mezzogiorno sorprende por la variedad de los colores de las rocas que se reflejan en el agua del mar que de esa forma adquiere una variedad infinita de colores.

Pasando La Radica y Marina del Bastimento llegamos al Faraglione de San Silverio. En el acantilado los habitantes de Ponza edificaron una capilla dedicada a su Santo patrón. Frente al puerto hay varios restaurantes estacionales y las típicas “casas cueva”.

Pasando el Puerto, en la playa de Cala Appannesse, se pueden encontrar lascas de obsidiana.

Culminamos nuestro paseo en La Catedral, la mayor atracción de la Isla de Palmarola. La alta escollera tiene formas bizarras que la hacen parecerse a una catedral, con altas columnas, varios pináculos, pequeñas playas y pasajes oscuros; en la parte superior entre la vegetación destaca la palmera enana.

Volvemos a Ponza para ir al restaurante. Es el restaurante de Anna, en Punta Incenso, al que voy exclusivamente, desde hace años. Anna es una cocinera excepcional, Damiano, Girolamo, Guglielmo e Luigi son sus hijos.

Antes de finalizar este amplio apartado de Ponza y Palmarola no puedo olvidarme de Anna, la propietaria de Casa Morlè:  Ponza Casa MorlèPonzaCasaMorlè – HOME  y a nuestra histórica arrendadora, a quien cordialmente he apodado la “Scicolone” de Le Forna.

Nuestra visita a la Isla de Ponza y a la Isla de Palmarola, ha llegado a su fin.

Espero haber conseguido que se enamore de las Islas Pontinas a quien me ha seguido en este viaje.

 

Las fotos del viaje se pueden ver en slideshow con música en el siguiente enlace:  www.viaggiaresempre.it – Isola di Ponza