03/2007 - Libia 1^ parte: ciudad moderna y antigua

Cirenaica, Bengasi, Qsar-Libia, Cirene, Museo de Cirene, Apolonia, Tripolitania, Trípoli, Museo Jamahiriya, Sabratha, Museo de Sabratha, Leptis Magna, Museo de Leptis, Villa Seleen.

Después de esperar durante años, finalmente conseguí visitar Libia.

Tras buscar mucho por internet elegí una agencia de turismo italiana que ofrece viajes a través de su sucursal en Libia. Con una excelente relación calidad/precio aunque recomiendo a la agencia Italiana www.viaggioinafrica.it, que supervise constantemente al operador de la agencia en Libia a fin de evitar repentinos e imprevistos servicios deficientes, como nos sucedió.

Después de esta introducción “técnica”, vayamos a la fantástica Libia. Fantástica por sus sitios arqueológicos, ya sea en Cineraica como en Tripolitania, cuya área desértica es excepcional.

En el desierto, que ofrece continuamente magníficas y variadas vistas, conocimos a un equipo de Tuareg (conductores y un cocinero) que nos prestaron un excelente servicio muy profesional, además fueron muy simpáticos y comunicativos.

Por desgracia Libia nos reservaba un pésimo clima. Lo describiré por días a lo largo del presente diario. El guía libio, hablaba perfectamente en italiano, se mostró siempre muy atento teniendo mucha paciencia para soportar…. nuestras imprevisibles exigencias.

Por tratarse de un “freelance” aprovecho la oportunidad para recomendarlo, su nombre es (Hamza Al Bosevy) y su dirección de correo electrónico es:hamztte@yahoo.com.

Bengasi no es una ciudad turísticamente interesante. Visitamos el Zoco (mercado) y el Museo de Al Mukhar, vimos el característico Faro y dimos un paseo por las calles cercanas.

Partimos en dirección a los sitios arqueológicos más interesantes de Cirenaica. Inmediatamente Libia nos traiciona.

Comienza a soplar el temido viento Ghibli, es un viento cálido que trae consigo la arena del desierto.

En las fotos, intento reflejar el “rojo” que estaba presente en la atmosfera.

Visitamos los preciosos mosaicos de Qsar Libia colocados en el homónimo museo.  Son cincuenta paneles de mosaicos de excepcional belleza.

 

El viento Ghibli nos molestó muchísimo, especialmente en Cirene. Masticamos arena, y los ojos estaban llenos de ella, especialmente durante la visita al Gymnasium, a la Basílica, las casas de Jasón Magnus y de Hesiquio.

Después entramos en la Agorá donde pudimos visitar el Templo de Esculapio, el monumento naval, el santuario de Demetra y Kore en el que hay dos estatuas griegas opuestas a dos estatuas romanas.

Finalmente visitamos el Templo de Zeus y el de Apolo donde se cultiva la planta medicinal “Silphium” que forjó la fortuna de Cirene. Bajando hacia el valle encontramos las Termas Griegas, luego visitamos la ciudad santa con varios monumentos entre los cuales destaca, por la importancia escénica, el Teatro Griego.

Más tarde nos dirigimos al Templo de Zeus, que es imponente y está bien conservado.

Gracias a la considerable cantidad de material descubierto en los últimos años por los arqueólogos italianos, se abrió recientemente el Museo de Cirene, rico en hallazgos de gran importancia histórica y artística.

En cuanto dejo de soplar el Ghibli comenzó a caer la lluvia.

Y es bajo una lluvia torrencial que visitamos Apolonia. Vimos la Basílica occidental, la Iglesia Central, el Palacio del Gobernador Bizantino y el Teatro Griego donde la palma que sale en todas las fotos yacía muerta en el escenario.

Tripoli nos recibe con un esplendido día de sol.

Tienen un gran significado histórico la Plaza verde y los monumentos de la zona colonial. Detrás se alza el rascacielos Al Fatah, un símbolo de la modernidad, que se encuentra no muy lejos del Arco de Marco Aurelio, un símbolo de la antigüedad. Cerca de allí se encuentra la blanca mezquita de Sidi Abdul Wahab.

Fue muy interesante la visita de las dos mezquitas más importantes de Tripoli: La Mezquita de Gurgi con un interior estupendo y la Mezquita de Ahmed  Pasha Karamanli, cuyo interior no puede ser visitado, pero cuenta con varios patios pintorescos.

El zoco (o Suk) está dividido en sectores por mercancía, cada uno de los cuales tiene un nombre: Suq al-Attara, Suq al-Rabaa, Suq al-Turk. Cada uno ofrece colores y destellos de particular interés que espero haber representado bien.

El Museo Jamahiriya custodia fantásticos hallazgos que pertenecen al patrimonio libio.

Está muy bien organizado, subdividido en cinco plantas, con una acertada iluminación y una excelente elección de los elementos expuestos.

Nos trasladamos al oeste de Tripoli para visitar el vasto sitio arqueológico de Sabratha, son muchos los monumentos a visitar, todos de especial interés.

Recuerdo las Termas de Oceano y las Termas en el Mar por la belleza de los mosaicos.

El Teatro de Sabratha fue el más grande de África con una capacidad para cinco mil espectadores.

Es particularmente espectacular el telón de fondo del escenario con una triple fila de columnas, mientras que el púlpito, simplemente magnífico, está decorado con bajorrelieves muy bien conservados.

La visita al sitio arqueológico de Sabratha culmina con el Museo Romano, muy interesante, y el Museo Púnico, menos importante.

Destacan, además de las estatuas y los frescos, los mosaicos provenientes de la Basílica de Justiniano.

Después fuimos al este de Tripoli, para la visita al sitio arqueológico de Leptis Magna, una ciudad con importantes monumentos, todos particularmente bellos. Cito a los más significativos: El Arco de Septimio Severo, las Termas de Adriano, el Foro de Severo y el Mercado.

El Museo de Leptis Magna es menos interesante que el de Sabratha.  No obstante posee varios hallazgos y casi todas las estatuas son muy bellas, particularmente la del dios Neptuno.

Por último visitamos una lujosa Villa bizantina, situada en la costa: Villa Seleen. Es una gran Villa, con varias habitaciones, todas llenas de preciosos mosaicos (por desgracia el estado de conservación deja mucho que desear).

La visita de las ciudades libias, tanto modernas como antiguas, se ha terminado.

Invito a mis lectores a proseguir con la segunda parte del viaje: Libia parte dos.

 

 

Las fotos del viaje pueden verlas en presentaciones de diapositivas con música en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=irv1TqCVY0s